Restablecer la contraseña

Sus resultados de búsqueda
abril 25, 2022

Alquilar mi piso en Madrid: ¿cuáles son los trámites y cómo hacerlo de forma segura?

Aunque el mercado del alquiler de pisos lleva en auge unos cuantos años en nuestro país, existen dos zonas claramente diferenciadas del resto, debido a las condiciones específicas que experimentan en torno al arrendamiento de inmuebles. En concreto, se trata de las dos ciudades más pobladas de nuestro país, Madrid y Barcelona, que, debido a sus posibilidades sociales, económicas y laborales disfrutan de un grandísimo número de personas migrantes de otras zonas de España, lo que provoca que sean muchos los que buscan arrendar un piso aquí, ya sea para hacerlo de forma individual, en pareja, o para compartir con otras personas.

La alta demanda, y las mayores posibilidades salariales de los habitantes de estas dos ciudades ayuda a que también los precios de los alquileres sean mucho más altos, por lo que tener la posibilidad de alquilar un piso en estas localidades nos asegura prácticamente al 100% poder disfrutar de un buen dinero extra al mes. Sin embargo, la alta demanda que hemos mencionado no implica que hacerlo sea más seguro que en otras localidades, por lo que será muy importante que “prevengamos antes de curar” y tomemos todas las medidas oportunas necesarias para poder arrendar nuestro inmueble con total tranquilidad. Pero, ¿qué tenemos que tener en cuenta a la hora de alquiler un piso en Madrid?

Alquilar un piso en Madrid

Pese a que hace un tiempo, debido a la incidencia de la pandemia provocada por el Covid-19 los precios de los alquileres se habían visto reducidos, lo cierto es que tras la apertura de todas las medidas de prevención, además de  la situación actual; los precios han vuelto a recuperarse, hasta sobrepasar las cuantías anteriores a la propia pandemia, motivo por el cual, como decíamos anteriormente, alquilar un piso suele suponer un buen empujón mensual en Madrid.

A ello, hay que unirle también otro aspecto que hemos comentario antes: la alta demanda existente. El hecho de tener prácticamente asegurado alquilar nuestro piso en un breve espacio de tiempo nos permite poder ‘endurecer’ las condiciones de acceso a la vivienda, en el sentido de pedir una serie de requisitos que nos permitan asegurar al máximo la garantía de que nuestros inquilinos nos pagarán el alquiler convenientemente.

La alta demanda de personas en la búsqueda de un piso para vivir es también un arma de doble filo, sobre todo, para otros arrendatarios, puesto que conseguir un inmueble puede llegar a convertirse en una ardua tarea; incluso más, que encontrar trabajo en la capital.

Por ello, si te has lanzado a alquilar tu inmueble en Madrid, te recomendamos ser muy exigente con los requisitos de entrada para los futuribles inquilinos, ya que, si para algunos candidatos les parecen demasiado exagerados, siempre habrá gente dispuesta a demostrar su solvencia económica con la documentación que sea necesaria; sobre todo, si tienes la suerte de poder arrendar un inmueble que se encuentre en un barrio de prestigio de la capital madrileña.

¿Cómo alquilar un piso en Madrid de forma segura?

Para cualquier arrendamiento, pero muy especialmente, en los casos de la Comunidad de Madrid, es muy importante tener en consideración algunos factores y variables, que probablemente te serán ya familiares si has realizado algún contrato previamente. Te dejamos algunos imprescindibles que deberás tener en cuenta para alquilar un piso en Madrid de forma totalmente segura:

TE INTERESAConsejos a la hora de alquilar tu piso por habitaciones a estudiantes

Conocer la legislación vigente en materia de alquiler

Como en cualquier otra zona del país y para la realización de cualquier tipo de actividad que implique la formalización de un contrato, será básico conocer la legislación que regula dicha actividad; en este caso, la que regula los alquileres. En el caso de la Comunidad de Madrid, la ley a la que tendrás que prestar atención es la misma que para el resto del país: la conocida Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que es especialmente de interés y relevancia a la hora de redactar el contrato de alquiler.

Y, aunque puede parecer de lógica pura, establecer un contrato de alquiler es de vital importancia, no solo para dar constancia de la legalidad del propio alquiler, sino también para no dejar en el aire cuestiones proclives de ser interpretadas subjetivamente, algo que podría proporcionarnos problemas en el futuro si se producen situaciones desagradables o que debamos convenir con nuestros inquilinos. En el caso, además, de realizar un alquiler ilegal, podría comportar muchos problemas para ambas partes, tanto la arrendadora, como la arrendataria.

Selección del inquilino

Como ya hemos citado varias veces, uno de los aspectos más positivos de arrendar un inmueble en Madrid es la vasta cantidad de personas disponibles para querer entrar a vivir en un alquiler; por lo que nuestra recomendación es clara: para tu tranquilidad, se exigente con la documentación a demostrar para dar fe de las posibilidades económicas de tus futuribles inquilinos, así te ahorrarás disgustos y problemáticas en caso de impagos. 

Toda esta documentación puede estar relacionada con la estabilidad laboral y la capacidad de pago del alquiler mensual; esto es: Vida Laboral y las últimas nóminas, que normalmente suelen establecerse en tres.

TE INTERESA. ¿Cuál es la duración mínima de un contrato de alquiler?

Exigir un aval

Pero, si todavía quieres cubrirte en mayor medida las espaldas, o si las nóminas de tus inquilinos no te parecen del todo suficientes, existen otras posibilidades que te aportan todavía más seguridad: los avales.

En un arrendamiento, un aval de un piso es un respaldo financiero que ofrece uno o varios terceros a los inquilinos, y que responderán por ellos en caso de incapacidad económica para alquilar las mensualidades. Sin entrar en detalles, existen dos grandes tipos de avales: los personales donde alguien (una persona, ya sea familiar, amigo…) avala los pagos del inquilino y se compromete a realizar dichos abonos cuando éste no pueda hacer frente a los mismos; y los bancarios, en donde una entidad bancaria hace frente a los pagos de las cuotas cuando los arrendatarios no tienen la capacidad económica para hacerlo.

Contratación de un seguro de impago del alquiler

Y, aunque parezca mentira, todavía podemos ir un paso más allá si queremos tener la garantía total de que disfrutaremos del alquiler de nuestro inmueble a final de mes.

Si queremos llegar hasta este punto, tenemos la posibilidad de contratar un seguro por impago del alquiler, que es un recurso de gran interés cuando vamos a iniciar el alquiler de nuestro inmueble. Cuando realizamos la contratación de este tipo de pólizas de seguros, el propietario del piso se asegura el pago de las mensualidades, en caso de que el inquilino no pueda hacerse cargo de ellas, permitiendo rentabilizar el inmueble de la forma más segura para todas las partes.

De entre el amplísimo abanico de posibilidades que ofrecen los seguros de impago de alquiler para propietarios, destaca la tranquilidad y la comodidad que nos supone poder contar con una póliza en nuestro hogar que cubra cualquier tipo de desperfecto ocasionado, además de los mencionados posibles impagos. De este modo, sabremos que, ocurra la circunstancia que ocurra, dispondremos de ese ingreso extra al mes, sabiendo el esfuerzo emocional que a veces supone arrendar un inmueble por el que podemos llegar a tener un apego importante, al haber vivido parte o toda nuestra vida en el mismo. No hay nada mejor que saber que tu casa está en las mejores manos y protegida ante cualquier adversidad.

Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Rookie in Town es el portal líder para encontrar habitaciones y gestionar tu vivienda.
//
María - Rookie In Town
Comercialización
¿Cómo te podemos ayudar?