Reset Password

Your search results
March 28, 2022

¿Cómo hacer un contrato de alquiler entre particulares paso a paso?

En el proceso de arrendamiento de un inmueble existen un conjunto heterogéneo de variables que pueden hacer complejos los trámites para aquellas personas que no estén acostumbradas a realizarlos, sobre todo, en los casos en los que el arrendador pone en alquiler su piso por primera vez.

Entre todo este cúmulo de circunstancias podemos nombrar cuestiones como enseñar el inmueble a los futuribles arrendatarios, la selección de los mismos, la realización de todo el papeleo… hechos que provocan que muchas personas decidan acudir a agencias inmobiliarias para que gestionen todo el proceso. Pero, seguramente, dentro de todo este abanico de tareas a realizar, la cuestión más compleja sea la relacionada con el papeleo, y, concretamente, con el contrato de alquiler en el que están implicados dos partes particulares.

El primer y más básico punto, es que es necesario que este contrato tenga validez legal, aunque, ojo, no hace falta contar con un jurista para que el contrato se encuentre dentro del marco legal. De hecho, es suficiente con que ambas partes se pongan de acuerdo para la realización del propio contrato, sin acudir a ningún abogado. Pero, ¿qué debemos tener en cuenta?

Consejos para realizar un contrato de alquiler entre particulares

Como comentábamos antes, el aspecto más importante de cualquier contrato de alquiler es que tenga validez legal, algo que puede resultar complejo para personas que no tengan conocimientos legislativos. Y, aunque pueda resultar extraño, sobre todo para aquellas personas que no están acostumbradas a trabajar con documentos de este estilo, para la elaboración de este tipo de papeles no es necesaria la mediación de una gestoría o una asesoría, siempre y cuando se cumplan las siguientes variables:

  • El contrato cumpla con lo establecido en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).
  • El inmueble para alquilar deberá estar a disposición de un certificado energético.
  • El propietario del piso deberá depositar una fianza en el organismo autonómico fijado en la región en la que se encuentre el inmueble.
  • Será necesaria la impresión de dos copias, una para cada una de las partes implicadas, ya que serán de vital importancia en el caso de que se produzca un litigio.

Tal y como citábamos, estos cuatro puntos son de obligado cumplimiento para que el contrato de alquiler tenga validez legal. Si alguno de ellos no se cumple en su totalidad, el contrato no será válido.

PRECIOS. Comisiones inmobiliarias: ¿cuánto cobran de comisión las inmobiliarias por el alquiler?

Cláusulas de un contrato de alquiler de viviendas

Como en cualquier contrato que se precie, en el documento deberán aparecer una serie de puntos relacionados con los derechos y deberes de los arrendatarios con respecto al propio inmueble. Aunque estos puntos dependerán del tipo de inmueble a arrendar y las características de este, normalmente suelen aparecer recogidos los siguientes apartados:

  • Precio del alquiler. En este apartado vendrá recogida la cantidad mensual que deberán pagar los inquilinos para poder seguir disfrutando del usufructo del piso.
  • Duración del contrato. Punto en el que se hablará sobre la duración del contrato de alquiler, que normalmente suele fijarse en el mínimo de un año, prorrogable a un máximo de cinco años.
  • Avales. En el caso de que los arrendatarios no dispongan de las suficientes garantías económicas para demostrar que pueden hacer frente al pago del alquiler, y que uno o varios avalistas respondan como colchón; deberá aparecer la identificación de los avalistas, así como sus responsabilidades en caso de impago.
  • Responsabilidad de los gastos. A todo inmueble o piso que se alquile vendrán asociados una serie de gastos, como puede ser la comunidad de vecinos o el agua. En el contrato de alquiler deberá fijarse qué parte se hace cargo de todos los gastos derivados del propio piso; que pueden variar en gran medida según lo fijado en cada contrato de alquiler de forma individual.
  • Depósito de la fianza. La información relacionada con el detalle de la fianza también es de obligada aparición. En este punto se recoge la cantidad de la misma y los meses a los que corresponde. Aquí, es importante señalar que en nuestro país no puede ser mayor a dos meses de alquiler.
  • Uso del inmueble. Lugar en el que constará el uso que se le va a dar al inmueble; es decir, si se trata de una residencia habitual o tendrá un uso de otra categoría.
  • Estado del inmueble. En el contrato deberá fijarse, con todo detalle, el estado en el que el arrendador ofrece el piso a los arrendatarios, puesto que es responsabilidad de los inquilinos devolver el inmueble en el mismo estado en el que entraron. Un seguro puede incluir las reparaciones en un piso de alquiler, lo que facilita bastante ante cualquier desperfecto que se produzca.
  • Procedimiento ante impagos. Se trata de la única cláusula no obligatoria que recogemos en este listado, que consideramos muy pertinente. En ella se detallan todos los instrumentos a activar en el caso de que se produzcan impagos del alquiler. Se puede incluir un seguro del alquiler que cubra esta parte como medida de protección.

FACILIDADES. ¿Te gustaría alquilar tu piso, cobrar al final del mes y olvidarte de todo lo demás? ¡ESTO TE INTERESA!

Cómo hacer/redactar un contrato de alquiler paso a paso

Además de toda la información relacionada con el propio inmueble a alquilar, en el contrato deben existir otros puntos básicos, en donde se recogerá la identificación de todas las personas físicas que tienen un determinado papel en el alquiler, tanto arrendadores, como arrendatarios. De esta forma, es necesario apuntar:

  • Establecer un lugar en cada página en el que poder introducir la firma y fecha en la que se está haciendo efectivo dicho contrato. Es necesario que aparezca la firma de la parte arrendadora y la arrendataria.
  • Identificación de todos los particulares involucrados en el contrato de alquiler, con nombre y apellidos, DNI y dirección.
  • Se deberá indicar claramente el motivo de la realización del contrato, que, evidentemente, será de arrendamiento del inmueble.
  • Posteriormente, se deberán citar todas las cláusulas del contrato que hemos citado con anterioridad: duración del mismo, cantidad de la fianza, estado de la vivienda… etc.

Lejos de lo que puede parecer en un primer momento, los contratos verbales también tienen validez legal, pero no son en absoluto aconsejables, puesto que en caso de que se produzca algún tipo de conflicto entre las partes, será muy difícil demostrar quien lleva la razón.

Además de todos los apartados citados antes, también es aconsejable incluir en el propio contrato o en anexos un inventario con todos los bienes de los que dispone la vivienda, y que van a ser utilizados por la parte arrendataria. A ello también se le podrá unir un apartado con el estado en el que se encuentran los electrodomésticos u otras partes del inmueble, para no dejar ningún tipo de margen abierto a interpretaciones subjetivas.

Finalmente, y en casos de una mayor complejidad, también puede ser oportuno incluir un pequeño estudio sobre la situación económica de la parte arrendataria, para facilitar la labor legal en el caso de que se produzcan impagos de la renta.

Con todos estos aspectos atados e incluidos en el documento, no debería de existir ningún tipo de problemática durante el periodo de validez del contrato de alquiler; teniendo la misma validez y garantías que un contrato de alquiler redactado por personal profesional.

Sin embargo, si tienes cualquier tipo de duda o problemática relacionada con la redacción del contrato de alquiler de un inmueble, nuestra recomendación también es meridiana: acude a profesionales, ya que sabrán responder con celeridad todas estas cuestiones, además de abordar tareas y procedimientos que tú no puedas o sepas hacer para alquilar con tranquilidad tu inmueble.

This website uses cookies to give you the best user experience. If you continue to browse you are giving your consent to the acceptance of the aforementioned cookies and the acceptance of our cookies policy, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACCEPT
Aviso de cookies
Rookie in Town is the leading portal for finding rooms and managing your housing.
//
María - Rookie In Town
Comercialización
How can we help you?