Reset Password

Your search results
May 6, 2022

Cómo declarar el alquiler de una vivienda en la renta: propietarios e inquilinos

Una vez que alquilamos nuestro piso o inmueble, nuestras obligaciones como propietario no terminan en el momento en el que les hacemos entrega de las llaves a nuestros inquilinos. Tras el traslado de los nuevos usufructuarios al piso, tenemos que estar pendientes de todas las posibles incidencias que ocurran en nuestra propiedad, ya sea por un uso inadecuado de los materiales y electrodomésticos allí disponibles; o por cualquier problemática que pueda surgir por el simple paso del tiempo. Aunque el trato con los arrendatarios no sea, ni mucho menos, tan continuado como en el momento de la formalización del contrato, debemos atender sus peticiones en el caso de que requieran de alguna atención, por pequeña o liviana que pueda resultar.

Del mismo modo, nuestras obligaciones como contribuyente también deberán estar al corriente durante todo el periodo en el que disfrutemos de una cuantía por el alquiler de nuestro piso. Las cantidades a deducir en la declaración de la renta varían de una Comunidad Autónoma a otra, pero todas ellas nos obligan a declarar los beneficios que obtengamos de los arrendamientos. A pesar de tratarse de una circunstancia de cumplimiento imperiosamente necesario a nivel estatal, los porcentajes y deducciones pueden sufrir importantes cambios de una región a otra de nuestro país.

Como sabes, la declaración del IRPF es especialmente ventajosa para las personas que estén pagando importantes cantidades por el alquiler de un piso, ya que esta cuantía puede ser incluida dentro de la declaración para disfrutar de una fuerte reducción del pago a realizar, o más allá, para recibir una cantidad monetaria todavía mayor. Aunque el sistema es, evidentemente, mucho menos beneficioso para los propietarios, no debemos olvidar que estamos declarando importantes ganancias económicas mensuales, lo contrario de lo que sucede en el caso de los inquilinos, que tienen que soportar importantes cuantías mensuales de forma constante.

Así pues, el alquiler se declarará de forma diferente, en función del lado del tablero en el que nos encontremos, es decir, dependiendo de si somos inquilinos o propietarios. Pero, ¿qué ocurre en los casos en los que somos propietarios? ¿Estamos obligados a declarar la cuantía percibida por el alquiler en el IRPF?

Cómo declarar el alquiler de una vivienda

Lo primero que debes saber es que sí, es totalmente obligatorio declarar la cuantía percibida por el alquiler de una vivienda. La Ley sobre el Impuesto de Renta de las Personas Físicas nos obliga a declarar el dinero percibido por alquilar una vivienda como rendimientos íntegros de capital inmobiliario. Más concretamente, es en un su artículo 22 donde se nos dicta como debemos actuar si queremos hacerlo con arreglo a la ley “tendrán la consideración de rendimientos íntegros procedentes de la titularidad de bienes inmuebles rústicos y urbanos o de derechos reales que recaigan sobre ellos, todos los que se deriven del arrendamiento o de la constitución o cesión de derechos o facultades de uso o disfrute sobre aquéllos, cualquiera que sea su denominación o naturaleza».

De hecho, las sanciones a las que tendremos que hacer frente en caso de que no satisfagamos con la Hacienda pública las cantidades a señalar pueden ir entre el 50% y el 150% de la cantidad que no hayamos declarado; por lo que nuestra recomendación es totalmente clara y meridiana: declara con detalle y atención todas las cantidades que hayas percibido por el alquiler de tu inmueble.

Y, ojo, que no solo estamos obligados a declarar el alquiler si se trata de un arrendamiento al uso. La legislación también indica que estamos obligados a declarar los ingresos derivados de un alquiler si se trata de un inmueble vacacional. Por ello, si alquilas una vivienda por días o meses deberás indicar el beneficio que hayas obtenido por tal situación. Así, durante el tiempo que este inmueble se encuentre vacío computará como una segunda vivienda.

Como te comentábamos con anterioridad, se tribuna de manera diferente, dependiendo de si nos encontramos en situación de propietarios o de inquilinos:

  • El arrendatario lo hará dentro del apartado de rendimientos de capital inmobiliario.
  • El inquilino deberá estar atento a las limitaciones sociales y económicas existentes para comprobar si puede deducir el alquiler.

De cualquier manera, ambas partes pueden beneficiarse de las bonificaciones existentes para el alquiler de viviendas a la hora de realizar la declaración de la renta. Si estás en condiciones de poder desgravar el alquiler, podrás hacerlo en las casillas 562 y 563 de la declaración de la renta.

¿Qué gastos se pueden deducir en un arrendamiento?

Hay una gran cantidad de gastos que pueden deducirse como gastos en la declaración de la renta y que el arrendador puede incluir para hacer frente a una menor cantidad monetaria. Te enumeramos los principales:

  • Todos los gastos relacionados con los suministros, como luz, agua o gas.
  • Gastos de conservación.
  • Intereses y gastos relacionados con los muebles o electrodomésticos existentes en la vivienda.
  • Intereses de los productos de financiación orientados a la mejora de la vivienda o a la compra de la misma incluyendo tus gastos de financiación.
  • Seguros de hogar y de protección de la vivienda.
  • Otro tipo de impuestos y tributaciones, ya sean estatales, autonómicas o locales, tales como IBI, gastos de comunidad, basura, etc.
  • Pagos realizados a terceras personas y que influyen directamente en la vivienda que ha sido alquilada (vigilancia, portería, administración, etc.).
  • Todos los gastos relacionados con la formalización del alquiler y cualquier tipo de defensa jurídica en caso de que se produzca un conflicto entre el propietario y los inquilinos.

¿Dónde se declara el alquiler de la vivienda?

Tal y como comentábamos con anterioridad, los propietarios tendrán que declarar las cuantías disfrutadas por el alquiler en el apartado de rendimientos de capital inmobiliario. Paralelamente, habrá que consultar todas las deducciones que vayan a realizarse en cada uno de los apartados que correspondan.

En el caso de los inquilinos, te recomendamos consultar todas las variables existentes para poder declarar los gastos del alquiler, ya que varían en función de cada Comunidad Autónoma y los beneficios y porcentajes a disfrutar también son diferentes en función de la región española en la que nos encontremos.

De cualquier modo, si tu actividad es bastante grande, compleja, o tienes la suerte de poder arrendar más de un piso, y tus conocimientos en la materia no son lo suficientemente extensos, deberías valorar la posibilidad de dejar tu declaración en manos expertas. De hecho, y más allá de todas las posibles bonificaciones, tanto a nivel estatal, como autonómico, que existan para arrendadores y arrendatarios, muchas comunidades ofrecen deducciones importantes para el alquiler de la vivienda habitual.

Por ello, otra recomendación que te trasladamos es que revises con atención la normativa existente en tu lugar de residencia habitual. Y, ante todo, si te surge cualquier tipo de duda o consideración sobre tus obligaciones fiscales, lo mejor es que recurras a un experto fiscal, que te sabrá asesorar con total exactitud en función de tus circunstancias personales concretas.

Lo más importante, por encima de todo, es estar al corriente de los pagos que nos correspondan como ciudadanos, para evitarnos importantes sustos económicos que pueden llegar a ser devastadores, sobre todo, en aquellas circunstancias en las que disfrutemos de alquileres de relevancia, sobre los que nuestros inquilinos estén realizando un desembolso mensual a considerar.

This website uses cookies to give you the best user experience. If you continue to browse you are giving your consent to the acceptance of the aforementioned cookies and the acceptance of our cookies policy, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACCEPT
Aviso de cookies
Rookie in Town is the leading portal for finding rooms and managing your housing.
//
María - Rookie In Town
Comercialización
How can we help you?